Las opiniones expresadas en los comentarios de las entradas son personales e intransferibles y, para nada, son mi propia opinión, a no ser las firmadas por mi. Si quieres opinar, eres libre, pero con respeto hacia mis ideas. este es mi cortijo y no aceptaré insultos hacia mi persona, por lo que se moderarán siempre los comentarios.

domingo, 12 de febrero de 2012

Bienvenidos a 1936

Cuando el 17 de Abril de 2004 José Luis Rodríguez Zapatero juraba su cargo como Presidente del Gobierno de España, nadie (o casi nadie) hablaba de franquismo... Ni de facherío... Ni de rojerío... Ni de Paracuellos... Ni de fusilados...






Nos reuníamos en los bares alrededor de unas cervezas para hablar de fútbol, de trabajo, de chicas (entonces no era "delito")...

Vivíamos en armonía.

65 años después, hasta los propios protagonistas de la contienda que sacudió España, ponían tierra de por medio con sus dolorosos recuerdos.

Aquellos que, por desgracia, un día se apuntaron con un fusil, tomaban cañas criticando a Wanderlei Luxemburgo; o jugaban a las cartas apaciblemente mientras apuraban un café, una faria (entonces se podía) y una copa de anís en el Bar de Manolo...

Lejos había quedado la época del hambre, de los reproches, del rencor...

Había Paz...

Hoy ya no.

La política sectaria de Zapatero nos ha traído, de nuevo, un período de agitación social en la que se han revivido demasiados fantasmas del pasado. Y los han revivido, en muchos casos, aquellos que no tienen al franquismo y la posguerra, ni siquiera, como un recuerdo de infancia.

Han sido los talibanes de la ideología socialista y comunista más truculenta, los que han devuelto a la vida el cadáver de Franco.

Esos a los que, algún iluminado, ha dado el estatus de "intelectuales". Socialistas forrados que promulgan el reparto de la... ¿Riqueza? ¿La suya?

Y no es de extrañar. Le necesitan para poder sobrevivir a su propio inmovilismo histórico. Necesitan una justificación a sus errores políticos y utilizan la figura del dictador como arma arrojadiza para su sempiterno mensaje del miedo; y como excusa para poder emplear esa oratoria vacía de contenido moderno y repleta de agresividad.

Necesitan, ante sus bases y sus votantes, ser mártires y víctimas. 

Incluso cuando gobiernan.

No saben estar a la vanguardia. A la cabeza. Aún sufren de un extraño complejo de inferioridad y necesitan, como los toxicómanos, su dosis de diaria de victimismo para vivir. El Poder les viene grande. Por eso son malos socialistas y estadistas. Porque no saben progresar con los tiempos.

El socialismo español es el más anticuado, en cuanto a ideas, de Europa. No han sabido avanzar con los tiempos que hoy nos toca vivir y por ello su mensaje siempre se refiere al pasado y no al futuro.

¿Se imaginan ustedes a la socialdemocracia alemana devolviendo a la actualidad a Hitler para ganar unas elecciones?

¿Se los imaginan lanzándole a Angela Merkel los cadáveres de Auschwitz?

Ningún socialista europeo se mancharía de nuevo con esa sangre... 

... Sin embargo, al socialismo español le encanta revolver entre las tripas de nuestros abuelos.


Ni entienden ni conciben que aquellos a los que normalmente han denominado "conservadores", hayan sido capaces de sacar una vez a España de una crisis, poniendo a esta nación a la vanguardia de Europa y como 8ª potencia económica mundial.

Aquellos sí eran días de Champions...

Les da miedo quedarse atrás. Los adalides de la modernidad miran hacia atrás y el "inmovilismo" de la derecha avanza con los tiempos. Les da miedo ver que sus ideales no son prácticos. Les da miedo reconocer que sus ideales están obsoletos.

Les da miedo el éxito de la derecha.

... Y les chirría...

Por eso resucitan a Franco como argumento. 

Porque se quedaron en 1936.

Hoy, el discurso de 76 años atrás se repite.

República... Revolución... Acción sindical... Desacato... Movilización...

Gracias a Dios, nuestras fuerzas armadas y sus dirigentes sí sabrán estar a la altura...

... Ellos, también han pasado página...

1 comentario:

  1. "Ni entienden ni conciben que aquellos a los que normalmente han denominado "conservadores", hayan sido capaces de sacar una vez a España de una crisis, poniendo a esta nación a la vanguardia de Europa y como 8ª potencia económica mundial." ¡Qué buena!

    ResponderEliminar