Las opiniones expresadas en los comentarios de las entradas son personales e intransferibles y, para nada, son mi propia opinión, a no ser las firmadas por mi. Si quieres opinar, eres libre, pero con respeto hacia mis ideas. este es mi cortijo y no aceptaré insultos hacia mi persona, por lo que se moderarán siempre los comentarios.

sábado, 14 de enero de 2012

Paraíso de delincuentes

España se ha convertido en un paraíso para los delincuentes. Por desgracia, en España la justicia, hace mucho tiempo, dejó de ser universal, ciega y, valga la redundancia, justa.



Tanto los delincuentes de guante blanco como los más villanos y crueles, hacen su agosto en este país, con la magnificiencia de los magistrados, atados de pies y manos por unas leyes demasiado permisivas.

La garantía de la necesaria presunción de inocencia, pisotea, en muchos casos, la integridad moral de las víctimas y las condena a la pena mayor que una persona puede cumplir: La indefensión.

De esta manera, y al hilo de los fallos de hoy de la Audiencia de Sevilla con respecto al caso Marta del Castillo, el pueblo siente que, hoy, se puede creer menos en la justicia que ayer.


Muchos somos los que tenemos el convencimiento de que los tres exculpados, algo tuvieron que ver en la muerte y desaparición de Marta. Entiendo que de la creencia al convencimiento, debe haber un paso importante: las pruebas. Y, que sin el sustento de las pruebas, no se debe condenar a nadie. Sin embargo somos muchos los que pensamos que el peso de las evidencias en su contra era más que suficiente.

El hecho de que este estado sea tan garantista con los derechos de los delincuentes, hace que, por ejemplo, la negativa de Miguel Carcaño a desvelar el paradero del cuerpo de Marta, no sea penado por la ley, ante la desesperación y la impotencia de la familia.




Resulta paradójico que, de la misma manera  que se ha condenado a Carcaño en función de una confesión y unos indicios, tanto su hermano, como su cuñada y su amigo del alma no hayan sido condenados en función de esa misma confesión y de esos mismos indicios.

Hoy, en este día tan duro, #todossomosmarta
y estamos al lado de sus padres, hermanas y el resto de su familia.
Algo no funciona en la justicia española cuando los terroristas condenados por delitos de asesinato disfrutan de ciertos beneficios, un juez guarda sumarios en un cajón en función de su conveniencia política, un gobierno autonómico hace caso omiso de las órdenes judiciales en materia de educación y política lingüística con total impunidad, el fiscal general del estado de turno hace y deshace a su antojo en materia de corrupción en función de su carnet de partido o los más torticeros chorizos de poca monta disfrutan de su libertad con, en algunos casos, una cantidad insultante de delitos y detenciones a sus espaldas.

Ante todo ello, el ciudadano honrado y honorable de a pie se siente indefenso, llegando incluso a poder meterse en un buen lío judicial si, en defensa de sus derechos, reduce o repele la agresión de un delincuente.

Tan sólo espero que nuestro nuevo ministro de justicia tome nota para el endurecimiento de las penas por los delitos más graves y el cumplimiento íntegro de las penas de todos aquellos que cometan delitos de lesa gravedad y a los reincidentes. 

Muchos lo deseamos.

4 comentarios:

  1. EXCELENTE ARTÍCULO!!!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo en todo... no se puede expresar mejor.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es ke es un articulo ke espresa muy bien lo ke pensamos la mayoria de los ciudadanos, excelente.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo,ese es el sentir de la mayoria delos Españoles.
    Como bien dices, esperemos que el nuevo ministro haga que cambie

    ResponderEliminar